¡Hola! Cuando contactaron conmigo desde Old Amsterdam y me propusieron realizar cinco recetas con su queso, pensé que sería una buena oportunidad para experimentar. Contar con algo más de recursos, te permite probar cosas nuevas, hacer más de una versión de la receta, hasta que encuentras la que más te gusta.

De esta serie de cinco, no esperéis grandes innovaciones. Ya sabéis cual es mi estilo y, aunque haga pruebas, al final el resultado siempre va a ser algo sencillo, que todo el mundo pueda animarse a hacer en casa sin necesidad de utensilios especiales o técnicas sofisticadas.

Con estas características, empiezo a pensar que mi estilo es «algo bárbaro». Así describe el periodista italiano Alessandro Baricco a las personas que simplifican productos, tradiciones y demás, con el objetivo de popularizarlas. Para que se entienda, os pongo un fragmento de su libro «Los bárbaros«:

[…] existen hoy en día muchos gestos, pertenecientes a las costumbres más elevadas de la humanidad, que, lejos de agonizar, se multiplican con sorprendente vitalidad: el problema es que en este fértil regenerarse parecen ir perdiendo el rasgo más profundo que tenían, la riqueza a la que habían llegado en el pasado, tal vez incluso su más íntima razón de ser. Se diría que viven prescindiendo de su sentido: el que tenían, y bien definido, pero que parece haberse convertido en algo inútil. Una pérdida de sentido.

En el libro habla del vino, el fútbol y la industria del libro. Tiene mucho sentido y se entiende perfectamente. Por ejemplo, ha sido gracias a los vinos de EEUU, mucho más amables con el paladar y con procesos de elaboración lejos de la tradición, pero más eficientes y orientados al márketing, que han hecho popular esta bebida, que antes era casi de consumo exclusivo en países como Francia, Italia o España. El precio a pagar es que los vinos tienen menos personalidad y traicionan, de alguna manera, la elaboración tradicional.

En la web de la editorial se puede bajar el primer capítulo donde explica con detalle el ejemplo del vino. Muy recomendable, de verdad.

A ver qué os parece la receta. Abrazos.

Risotto con mini champiñones y Old Amsterdam

Ingredientes

  • 300 g de arroz
  • 2 cebollas
  • 6 dientes de ajo
  • 1 copa de vino blanco
  • 600 ml de agua
  • 75 g de mini champiñones
  • 50 g de mantequilla
  • 100 g de Old Amsterdam
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil, pimienta y sal

Instrucciones

  1. Se pica la cebolla y se pone en la olla a presión, que tiene un chorrito de AOVE, junto al ajo también picado, se salpimienta y se sofríe.
  2. Cuando la cebolla empieza a transparentar, se añade el arroz y se sofríe durante un par de minutos.
  3. Después, se añade el vino blanco y se deja reducir. En ese momento, se incorpora el agua, se cubre y, cuando la olla coge presión, se deja ocho minutos.
  4. Mientras, se limpian, trocean los champiñones, se salpimientan y se saltean en una sartén con un chorrito de AOVE. y se trocea también el Old Amsterdam.
  5. Pasado los ocho minutos, se pone la olla bajo un chorro de agua fría para que pierda la presión. Se destapa, se añade el queso, la mantequilla, los champiñones y el perejil y se remueve hasta conseguir una textura cremosa.

 

Tiempo de preparación: 20 minuto(s)
Tiempo de cocción: 15 minuto(s)
Número de comensales: 4

Disclaimer: Como os podéis imaginar, estos vídeos son fruto de una colaboración remunerada con Old Amsterdam.


¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contacto lateral
close slider

Contacta con El Cocinero Fiel

Share This